El láser pixel es un láser fraccional de última generación que se emplea para conseguir un rejuvenecimiento mínimamente invasivo y para el tratamiento de arrugas, líneas finas y cicatrices provocadas por el acné. Además, tensa la piel y mejora su tono y textura.

El láser píxel se basa en el principio de la fototermolisis fraccional, es decir, sólo actúa sobre una fracción del mosaico cutáneo, dejando indemne el resto de áreas cutáneas para facilitar una rápida curación. Está indicado para:

  • Rejuvenecer la piel.
  • Tratamiento de las arrugas.
  • Tratamiento de nevus epidérmicos (lunares).
  • Corrección de manchas de la piel
  • Corrección de cicatrices (incluyendo las secuelas del acné).

Las áreas de tratamiento pueden ser la cara, cuello, escote o brazos.

El tratamiento permite incorporarse a la vida normal en el mismo día y deben realizarse varias sesiones para alcanzar unos resultados óptimos.