El ácido hialurónico es la sustancia que está superando en popularidad a otros métodos de rejuvenecimiento estético, incluso hay quienes lo prefieren por encima de la toxina botulínica, es decir, el Botox. ¿Qué es lo que hace a esta sustancia tan especial? En seguida hablaremos más a fondo sobre esta sustancia.

El ácido hialurónico es una de las muchas sustancias que se encuentra de manera natural en nuestro cuerpo, sobre todo en la piel y cartílagos. Su principal función es la de ayudar en la multiplicación y la regeneración de las células de nuestro cuerpo; por este motivo ha sido adoptado tanto por la medicina estética como la regenerativa, ya que al ser aplicado por distintos medios en nuestro organismo, logramos devolverle la vitalidad que se había perdido por la edad y otros factores.

Propiedades

La principal propiedad del ácido hialurónico es su capacidad de aumentar su tamaño hasta mil veces con el agua, por lo que tiene un gran poder hidratante y que además rejuvenece nuestro rostro regenerando el colágeno perdido y la estructura de la dermis, dándole volumen. Además, la medicina regenerativa lo utiliza por su propiedad efectiva de eliminar dolores y mejorar el movimiento fe las articulaciones por sus propiedades lubricantes. Otra de sus propiedades es la maravillosa capacidad que tienen para reconstruir los cartílagos y combatiendo la osteoartritis, siendo un aliado para las personas mayores de 40 años que sufren de envejecimiento prematuro.

Tratamientos

Como hemos visto, el ácido hialurónico tiene tantas propiedades como usos, y sus principales campos de trabajo son la medicina estética y la medicina regenerativa o la traumatología

  • Tratamientos antiedad cosméticos: Podemos encontrar esta sustancia en diferentes presentaciones, las más comunes son cremas y genes faciales que usan ácido hialurónico como ingrediente activo. Se ha demostrado que los tratamientos faciales con este ácido son mucho más efectivos que aquellos que tienen colágeno.
  • Tratamientos de relleno facial. Otra manera de utilizar el ácido hialurónico es por medio de finas inyecciones colocadas estratégicamente en zonas del rostro que necesitan ser rellenadas, con el fin de desaparecer arrugas y surcos. Este tratamiento solo debe ser aplicado por un profesional de la medicina estética, ya que de no hacerse correctamente pueden surgir efectos secundarios adversos
  • Tratamiento médico: Los tratamientos con base en ácido hialurónico sirven para tratar principalmente la artritis y otras enfermedades relevantes a las articulaciones.
  • Tratamiento alimenticio: También podemos consumir ácido hialurónico como suplemento alimenticio. Es especialmente útil para atletas de alto rendimiento y personas que sufren de un desgaste físico, gracias a que sus propiedades reparan los cartílagos y previenen lesiones.
  • Tratamientos de mejora estéticas de codos y rodillas: Ambas zonas son delicadas y con el paso de los años se deterioran, arrugan y dejan caer la piel de una forma más notable que otras zonas del cuerpo. El tratamiento de Ácido Hialurónico tiene unos resultados espectaculares quedando bastante mejoradas las zonas de codos y rodillas
  • Tratamiento en el dorso de las manos: Otra zona de aplicación de este tratamiento tan demandado es para mejorar y rejuvenecer una zona tan visible como es el dorso de las manos. Con unos resultados notables en poco tiempo, haciendo de nuestras manos un sello de juventud.

Efectos secundarios.

Para evitar cualquier reacción alérgica a esta y otras sustancias rejuvenecedoras, es necesario previamente hacernos un estudio con un profesional de la salud, sobre todo cuando se aplicará en forma de inyecciones. Las mujeres que están embarazadas o lactando, así como personas que anteriormente han presentado reacciones alérgicas al ácido hialurónico deben abstenerse. Para la mayoría de las personas, los efectos secundarios son molestias suaves, enrojecimiento e irritaciones que desaparecen a las pocas horas.

Solicite su cita previa

Rellene el siguiente formulario para solicitar su cita previa

Puede llevar a cabo su cita previa, rellenando el formulario, llamado al teléfono 950 232 027 / 950 235 732 o enviándonos un email a [email protected]