Intolerancia alimentariaTanto si tenemos un problema de tolerancia o intolerancia con los alimentos que consumimos de manera habitual, como si tenemos un problema de sobrepeso u obesidad, debemos acudir a profesionales sanitarios en cada rama. Primero, para obtener un diagnóstico fiable y segundo, para iniciar el tratamiento adecuado a nuestra patología.

En el caso de las intolerancias alimentarias, debemos acudir a un profesional sanitario porque no todas las intolerancias alimentarias son iguales y, por tanto, tendrán diferente tratamiento. Las intolerancias pueden deberse a:

  • Un problema anatómico en el aparato digestivo que nos dificulte la digestión de un alimento.
  • Una dificultad concreta para digerir un alimento y metabolizar algún nutriente, por una alteración enzimática.
  • Una intolerancia a una sustancia química presente en el alimento, bien de forma natural o que se ha añadido, como un aditivo.

El caso más común es la intolerancia a la lactosa de la leche o intolerancia a la proteína de la vaca. También son comunes las intolerancias al huevo y al pescado. Son frecuentes síntomas de malabsorción intestinal que causan acumulación de gases, dolor abdominal, dolor de estómago y vómitos. Otro síntoma podría ser la retención de líquidos, con una subida del peso corporal. Pero el aumento de líquidos en el cuerpo no es sinónimo de obesidad.

En el caso de la obesidad o el sobrepeso, las causas también pueden ser múltiples: una herencia genética, un trastorno metabólico, un problema de ansiedad asociado, etcétera. Y cada caso tendrá un tratamiento diferente.

Puede ampliar información en Seme (Sociedad Española de Medicina Estética)

Solicite su cita previa

Rellene el siguiente formulario para solicitar su cita previa

Puede llevar a cabo su cita previa, rellenando el formulario, llamado al teléfono 950 232 027 / 950 235 732 o enviándonos un email a [email protected]