Cuando llegamos a cierta edad es común que empecemos a notar signos de envejecimiento en nuestra piel, sobre todo en áreas como el rostro y el cuello. Esto se produce por la pérdida de sustancias como el colágeno y la elastina. Sin embargo, gracias a los avances de la medicina estética, contamos con diferentes opciones para contrarrestar estos signos del envejecimiento y devolverle a nuestro cuerpo su vitalidad y juventud. Una de esas opciones es la técnica concoide como  mesoterapia facial o mesolift, que consiste en la inyección de una sustancia con potentes vitaminas y minerales con acción anti-oxidante, de manera en que la piel logra lucir mucho más firme, joven, saludables y radiantes.

Las inyecciones se llevan a cabo por muy finas agujas y un líquido llamado ácido hialurónico, que es un componente que existe naturalmente en la piel y su función es la de mantener el volumen y la elasticidad de esta misma. Pero con el paso del tiempo, la cantidad de ácido hilurónico en nuestro organismo disminuye, haciendo que se vean reducidos sus efectos. Por este motivo, la mesoterapia facial ayuda a reponer el ácido hilurónico faltante, rellenando e hidratando nuestra piel.

En qué consiste la Mesoterapia o Mesolift

El procedimiento para realizar una mesoterapia facial consiste primeramente en hacer un chequeo para saber su somos candidatos a este tratamiento. La mayoría de las personas lo son ya que es raro que este tratamiento choque con algún otro tratamiento.

El especialista en medicina estética nos dará a conocer los resultados esperados, y se procederá a aplicar un anestésico tópico en el área que se tratará. El líquido utilizado en la mesoterapia facial en si no es doloroso, pero se utiliza anestesia para evitar la incomodidad que pueden producir las agujas. Una vez haya hecho efecto el anestésico, se insertarán en puntos específicos inyecciones con el líquido en puntos específicos debajo de la superficie de la piel.

Tratamiento de Mesoterapia o Mesolift

Cada sesión dura menos de quince minutos y por lo general se necesitan un máximo de ocho sesiones, una por semana,  para lograr los mejores resultados ya que a diferencia de las inyecciones de colágeno, los ingredientes inyectados durante un tratamiento de mesoterapia facial consisten en sustancias que ayudan en la hidratación celular y que el cuerpo necesita para producir colágeno y devolverle su vitalidad al rostro naturalmente. Generalmente los pacientes ven resultados después de la tercera sesión, e incluso se pueden hacer sesiones de mantenimiento cierto tiempo después de concluido el tratamiento para mantener sus efectos.

Como cada procedimiento estético, la mesoterapia facial puede llegar a causar ligeros efectos secundarios que por lo general consisten en hematomas, granos o inflamaciones que desaparecen en un máximo de dos semanas. En muy pocos casos algunos pacientes sufren nauseas leves. Con el fin de evitar cualquier otra complicación como infecciones es muy importante que este procedimiento solo lo realicemos con un médico con especialidad en cirugía estética y que esté certificado en este procedimiento, de esta forma garantizaremos un procedimiento que nos dejará satisfechos y libres de cualquier preocupación.

Solicite su cita previa

Rellene el siguiente formulario para solicitar su cita previa

Puede llevar a cabo su cita previa, rellenando el formulario, llamado al teléfono 950 232 027 / 950 235 732 o enviándonos un email a [email protected]