La cirugía estética ha tenido grandes avances en los últimos años. Cada vez los procedimientos son más rápidos, menos dolorosos y menos invasivos. Y entre todas las alternativas a la cirugía de quirófano que se han desarrollado, los hilos tensores han sido la sensación para muchas personas.

Esta innovadora técnica que también se le conoce como hilos mágicos o hilos rusos, ha revolucionado el mundo de la cirugía estética. Consiste en hilos de distintos materiales biocompatibles que se injertan en la piel para provocar un efecto lifting y lograr que nuestro rostro recupere su firmeza y tensión, luciendo una piel con mayor vitalidad y juventud.

Qué son los hilos tensores

Los hilos tensores por lo general están compuestos de polidioxanona, que es el mismo material que se utiliza para realizar los puntos de sutura. Por lo general es un tratamiento que no pasa de los 30 minutos y puede ser aplicado en distintas áreas del rostro y el cuerpo, siendo las más comunes, mejillas, frente, cuello  y pómulos, aunque también pueden ser aplicadas en otras partes del cuerpo como glúteos, brazos y muslos. Incluso, en ciertas ocasiones es posible realizar rinoplastias por medio de este método.

El procedimiento para realizar esta intervención consiste primeramente en una evaluación con un profesional de la medicina estética que nos asegurará que somos candidatos a los hilos tensores y nos dará a conocer los resultados que podemos esperar. Se aplica entonces anestesia local, siendo una opción mucho menos invasiva y para nada peligrosa en comparación a otros tratamientos estéticos.

Posteriormente se comienzan a introducir agujas de distintos tamaños con los hilos tensores y una vez retirada la aguja, el hilo permanecerá provocando un efecto tensor que a la vez reactiva la producción natural de colágeno.

En qué consisten los hilos tensores

Este procedimiento hace que el efecto visible sea inmediato, y con el transcurso de los días los hilos irán tensando los músculos de la zona, deteniendo y contrarrestando los efectos del paso del tiempo en la piel y luciendo un aspecto mucho más joven y radiante.

En algunos casos pueden aparecer hematomas o hinchazones que reducen en un máximo de 10 días, pero este es algo totalmente normal que no produce más efectos adversos.  Poco a poco la piel irá absorbiendo los hilos, y después de 8 meses aproximadamente,  el paciente puede decidir realizarse un tratamiento de hilos tensores nuevamente.

La mayoría de los pacientes que se han sometido a este tratamiento deciden volver a tomarlo ya que quedan muy satisfechos con los resultados. A pesar de que sus efectos no son permanentes, es un proceso mucho más barato y seguro que un lifting convencional.  No interfiere con otros métodos de medicina estética, y es especialmente recomendado para aquellas personas que buscan darse un ligero retoque para mejorar su apariencia.

Es importante siempre recordar que estos tratamientos solo pueden ser aplicados por un médico especialista en medicina o cirugía estética, ya que si lo realizamos con una persona que no cumpla con estas características, los resultados pueden traer asimetrías e incluso infecciones en la piel.

Desde nuestra clínica te ofrecemos las siguientes ofertas:

Zona facial , tercio medio o tercio inferior.

Hilos sencillos 300€

Hilos espiculados 400€

Hilos Silohuette 800€

Solicite su cita previa

Rellene el siguiente formulario para solicitar su cita previa

Puede llevar a cabo su cita previa, rellenando el formulario, llamado al teléfono 950 232 027 / 950 235 732 o enviándonos un email a [email protected]