¿Qué es el PRP o Plasma Rico en Plaquetas?

Mediante una simple extracción de sangre en el brazo, se obtienen unos cuantos mililitros de sangre, y tras un centrifugado de unos minutos obtenemos la fracción de plasma que es más rico en plaquetas, y por tanto en factores de crecimiento. La función principal de los factores de crecimiento es la de actuar como mediadores biológicos en la reparación de los tejidos, por ejemplo la formación de nuevo colágeno a través de la bioestimulación.

Bioestimulación

Cuando hablamos de bioestimulación nos refermios a la activación de diversos procesos celulares, en el caso concreto de la piel, nos estaríamos refiriendo a la activación del fibroblasto, ocasionando esto un aumento deproducción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Estos productos son los que mantienen la estructura de la piel, que se va perdiendo con los años. Al repararlos, por tanto, estamos rejuveneciendo la piel. Esta técnica es útil por sí sola, pero también es combinable con el resto de tratamientos de rejuvenecimiento (como radiofrecuencia, rellenos, tóxina botulínica…). Este principio es aplicable a otros territorios y tejidos, por lo que en lesiones ligamentarias, la infiltración de plasma rico en plaquetas acelera la reparación de estos, mejorando la evolución de las lesiones.

El Tratamiento

 Lo primero que realizamos es la extracción sanguínea, mediante un pinchazo en el brazo obtenemos la cantidad necesaria, según la zona a tratar. A continuación centrifugamos la sangre, proceso durante el cual limpiaremos bien la cara, y aplicaremos frío para disminuir la sensibilidad durante el tratamiento. La sencillez de este tratamiento es lo que hace de él una de las mejores opciones de tratamiento de rejuvenecimiento. En una sesión no invertimos más de 30 minutos, desde que extraemos la sangre hasta que salimos por la puerta.

Una vez tenemos el producto, se infiltra en la zona con técnica de multipunción, con unas finísimas agujas, lo que unido a que el pH del producto es el mismo que el de nuestra piel, hace que sea un procedimiento casi indoloro. Otra de las ventajas es la inocuidad del mismo, al ser un producto natural, extraído del mismo paciente (sin ningún tipo de aditivo), casi se descartan las reacciones alérgicas.